martes, 29 de julio de 2008

...ask what you can do for your planet

Verdaderos benefactores de la humanidad considero al sello Brilliant y a la editorial Dover. Por cinco euros uno puede leer La balada del viejo marinero mientras oye unos madrigales de Gesualdo de Venosa, en el supuesto caso de que uno aguante semejante mezcla.

9 comentarios:

  1. Me pienso leer La balada del viejo marinero!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿En silencio o con fondo musical?

    ResponderEliminar
  3. mientras los ciervos berrean

    ResponderEliminar
  4. yo, como general custer, también probaré la marinada del viejo ciervo que berrea al otro lado del silencio como una especie de fondo musical.

    ResponderEliminar
  5. Qué casualidad, hoy he leído: "Un día, sentado a su mesa con la cabeza entre las manos, se le vio levantarse y marchar".

    ResponderEliminar
  6. ¿Por qué le parece un a casualidad haber leído eso hoy?

    (Nunca se sabe si un anónimo vuelve, no sé si me contestará.)

    ResponderEliminar
  7. verificorliqueision2 de agosto de 2008, 3:11

    Está claro, especies, surge su reflexión al hilo de la charla. Algo que había vivido hoy le recordó.
    Al parecer, quizá imagina al héroe de esta novela en una mesa, bebiendo solo. Y de pronto, con la cabeza entre las manos, ya sabe usted, se levanta y se va.

    ResponderEliminar
  8. ¿De la mesa en que está derrumbado Malcolm Lowry?

    ResponderEliminar
  9. ¡¿Qué?! ¡En el enlace donde había puesto un grabado de Doré aparece una especie de estampa rusa donde una niña besa a un reno! ¿Por eso habéis hablado de los ciervos? ¿Quién ha hecho esto?

    Los misterios de internet son como los que no son de internet.

    ResponderEliminar

Comente.